La Subsecretaría de Defensa del Consumidor en Mar del Plata

El operativo de difusión de derechos en la Costa Atlántica sigue su marcha. La Oficina Móvil de la Subsecretaría está recorriendo Mar del Plata para que los consumidores puedan realizar consultas y recibir atención personalizada y folletería de la Subsecretaría.

Encuentro sobre Tribunales Arbitrales de Consumo Turístico

El jueves 26 de enero se llevó a cabo una reunión entre la Subsecretaría de Defensa del Consumidor de la Nación, la secretaría de Gobierno de Mar del Plata y el EMTUR (Ente Municipal de Turismo), con referentes de la hotelería, la gastronomía, el sector turístico y asociaciones de consumidores. El tema principal del encuentro fue realizar un balance y análisis del funcionamiento de los Tribunales Arbitrales de Consumo Turístico y difundir las acciones del operativo “Consumidores en Marcha – en la Costa” de la Subsecretaría.

El encuentro, que tuvo como protagonistas a la Subsecretaria de Defensa del Consumidor de la Nación, María Lucila Pimpi Colombo, al secretario de Gobierno, Marcelo Artime, el director de la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor, Pablo Di Scala, y el juez de Faltas Fernando Mumare, también contó con la presencia del subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Economía de la Nación, Miguel Angel Cuberos, el presidente del EMTUR, Pablo Fernández, la vicepresidenta del Ente, Valeria Méndez, la Coordinadora Ejecutiva del Programa Valor.Ar de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor de la Nación, Rita Colli y el Coordinador del Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo, José Luis Laquidara.

Sobre el Sistema de Tribunales Arbitrales, Pimpi Colombo afirmó que “ya hace dos años empezamos a actuar preventivamente porque nos propusimos invitar a todos los propietarios de hoteles y de servicio a los turistas que se adhieran al sistema del arbitraje, de modo de trasmitirle a quienes son visitantes o turistas que vienen a Mar del Plata la tranquilidad de que, cuando tengan un problema, van a tener la posibilidad de resolverlo en un plazo brevísimo, ya que el Sistema de Arbitraje de Consumo Turístico establece un plazo de 72 horas para la resolución”. Colombo agregó que: “hay dos planos en los que trabajamos siempre. Uno -que desde ya procuramos y hemos procurado mejorarlo- es el de la atención al cliente y la recepción de lo que sean reclamos, denuncias y asesoramiento; y el otro es nuestra salida hacia la comunidad a explicar, a comentar, a trabajar juntos. En ese sentido, nosotros ponemos mucho énfasis en que es necesario mirar los derechos de los consumidores en este momento en el marco de lo que esta ocurriendo en este país”.

¿Qué es el Arbitraje de Consumo Turístico?
Es un mecanismo gratuito extrajudicial de resolución de conflictos ligados exclusivamente a problemas de consumo (incumplimiento en los servicios turísticos contratados, tanto con agentes de viaje como con establecimientos hoteleros, gastronómicos, de alquiler de vehículos y/o con prestadores del Sistema Turístico de Tiempo Compartido). Está sustentado en la voluntad de las partes y su espíritu es garantizar el acceso rápido a la justicia para los consumidores y promover la transparencia en las relaciones de consumo impulsando la resolución amigable de disputas

¿Quién lo lleva a cabo?
Este emprendimiento es desarrollado por las autoridades nacionales, provinciales y municipales de Turismo y Defensa del Consumidor, como demostración de coincidencia en aspectos fundamentales para un modelo de país con inclusión social, más equitativo, sustentable y abierto a quienes aprovechen su extraordinaria geografía y sus recursos naturales para conocerlo y disfrutarlo plenamente.

Los agentes de servicios turísticos que se adhieren a este sistema aceptan resolver los reclamos de los consumidores turistas mediante el arbitraje y muestran su voluntad de solucionar los problemas o deficiencias en sus prestaciones.

¿En qué se benefician a los adherentes al sistema?
Las condiciones de competitividad empresaria del sector se ven mejoradas para quienes se adhieren al Arbitraje de Consumo Turístico, en tanto pueden mostrar su identificación (isologo del Sistema; publicidad en páginas de Internet oficiales; difusión pública de las empresas que se adhieran) frente a otros competidores no adheridos. De esta manera ofrecen credibilidad y confianza a los consumidores.