plan rombo

negativopositivo (51 rating, 57 votos)
Loading ... Loading ...

Les envío esta carta con el propósito de encontrar una solución lógica para las partes. Es necesario hacer un detallado relato para entender mi pedido.
El día 1/07/08 recibí un llamado en el que me comunicaban que había ganado un premio, no me pudieron especificar en que concurso había participado y como había obtenido ese premio. Igualmente concurrí a la concesionaria clama el día sábado 5/07/08 cito en Av Beiró 3071con mi mujer como me lo solicitaron. Nos recibió el SR Martin Conti supuesto empleado de la concesionaria. Nos comentó cuales eran los premios y que teníamos la posibilidad de optar entre dos alternativas (tampoco este pudo especificarnos que tipo de concurso era). Elegimos una estadía de cuatro noches para dos personas en la ciudad de Merlo, San Luis, por la cual abonamos 50 pesos en calidad de derechos de reserva. Luego de esto Martín Conti nos dice que por haber obtenido el quinto lugar en el sorteo teníamos la chance de obtener un auto de la línea Renault totalmente financiado de fábrica, y con un descuento en la cuota inicial. Nos interesó la propuesta y pasa a comentarnos como es el plan. Lo que sigue es la transcripción casi textual de la oferta.
El plan era de 84 cuotas fijas incluidos en las mismas gastos administrativos y de entrega, siendo el valor de la primera de 642 pesos con el descuento antes mencionado para un Renault clio 5 puertas. A partir de la segunda cuota yo podía entregar mi auto y recibir el nuevo o sino esperar hasta la cuota diez donde la entrega era automática con la posibilidad de cambiar el modelo de auto y prorratear la diferencia en las cuotas restantes. Nosotros planteamos las siguientes inquietudes: entrega en la cuota diez de que manera? Las cuotas se mantendrían fijas ante cualquier circunstancia? en el caso de no poder pagar el plan como eran los términos de la rescisión?. La respuesta fue la siguiente. En la cuota diez la entrega era automática sin abonar nada ya que los gastos de entrega estaban incluidos en la cuota, las cuotas fijas sobre el valor del auto en el momento de la operación, y llegado el caso de no poder pagar mas el plan la devolución de las cuotas hasta ese momento abonadas se efectuaría en el término de treinta días con un descuento del dos por ciento en carácter de multa.
Concretamos la operación firmamos los papeles y al no tener el dinero en ese momento intentamos con una tarjeta de crédito pero el sistema no funcionaba. Le propongo efectuar el pago el día lunes ya que no había tiempo para buscar el dinero en mi domicilio y volver a la concesionaria. El Sr Conti me dice que no era posible porque la oferta del plan con el descuento estaba dentro del premio y caducaba el mismo sábado. Se ofrece a acompañarnos hasta nuestra casa (vivimos en san isidro y estábamos en devoto) para que yo pudiera abonarle la cuota y cerrar el trato, no sin asombro ante el apuro así lo hicimos y sellamos el acuerdo.
Después de abonar la cuota diez me comunico con la concesionaria para saber cuales eran los pasos a seguir para la entrega del auto. La persona que me atiende en representación de plan rombo me dice que en realidad, si se entrega el auto en la cuota diez pero tomando un crédito bancario y que las cuotas se modificarían de acuerdo con las exigencias de dicha entidad. Ante mi sorpresa les digo que eso no era lo acordado y pido hablar con el señor Conti quien me había vendido el plan y me dicen que ya no trabajaba más en la empresa. Llamo a un teléfono directo que el me había facilitado pero nunca recibí respuesta. Me acerco hasta la concesionaria para tratar el tema personalmente. Allí me atiende una empleada de plan rombo, le comento el problema y me dice que si, que existían irregularidades en la venta del plan pero que no era responsabilidad de ellos porque el plan me lo había vendido una empresa contratada por Renault para comercializar sus planes. Les pido alguna solución y me gestionan una reunión con el supervisor de esta empresa.
Me encuentro con este supervisor del cual no recuerdo el nombre y le expongo mi situación. Reconoce que el plan está mal vendido y entre sus comentarios dice que tenía más de doscientos vendedores y no podía controlarlos a todos. Como no me ofrece ninguna alternativa posible se compromete a vender el plan y comunicarse en un tiempo breve. Mientras tanto sigo abonando las cuotas porque siempre mi intención fue tener el auto. Luego de tres meses sin novedades hablo con este supervisor el cual me dice que no había podido hacer nada. Ante la desidia de esta persona vuelvo a acercarme a la concesionaria, en donde me vuelven a decir que ellos no eran responsables y que no podía hacer nada. En ese momento decido darle de baja al plan y la nueva sorpresa fue que la plata hasta allí abonada me sería devuelta al finalizar el grupo al cual pertenezco. Tampoco eso estaba dentro de lo pactado por lo que pido otra posibilidad. Ahí me contactan con el gerente de esta tercerizada , Gastón Pastorini , con el que me reúno días después en una concesionaria en el barrio de Saavedra. Por enésima vez le cuento mi problema y como primera respuesta me dice textual “seguro que a ese vendedor ya lo eché” . Ante lo irregular del contrato firmado me ofrece la posibilidad de licitar con pocas cuotas y una serie de “bonificaciones extras” en compensación. Averiguo con cuantas cuotas se estaba licitando y en los últimos tres meses el promedio había sido treinta cuotas lo que para mi no era poco. Cansado de tanto manoseo y tantas mentiras voy nuevamente a la concesionaria y hablo con la encargada de plan rombo en el lugar. Me ofrece una nueva alternativa que es obtener el vehiculo con las cuotas hasta el momento abonadas y el resto financiado directamente por Renault, y que al ser una nueva modalidad demoraba unos días el inicio del trámite.
Mientras esperaba alguna novedad recibo el llamado de una persona que se da a conocer como empleado de esta tercerizada y se ofrece para darme alguna respuesta. Le cuento mi tema y el me comenta que lo que habían hecho conmigo se denomina “ venta en frío” . Se ofrece para agilizar los tiempos en cuanto a esta última alternativa ofrecida.
Un mes pasó sin que me llamaran ni este personaje ni la sra Liliana encargada de plan rombo. Llamo a la concesionaria y hablo con la sra Liliana que me dice que los datos del nuevo plan los tenía en su casa y que me llamaría desde ahí por la noche (detallo esta situación porque me sigue pareciendo increíble). Por la noche recibo el llamado y la explicación del nuevo plan. Yo tenía dieciocho cuotas pagas entonces el resto se financiaba en sesenta cuotas fijas de 1500 pesos lo que daba un total final de mas de 100000 pesos para un automóvil que valía 48000 pesos en ese momento . Lo primero que se me ocurrió decir es si me estaba cargando a lo que me respondió que el plan no era muy beneficioso.
Si bien ya es extensa esta carta podría serlo más si incluyera cada una de las cosas que fueron sucediendo y que hace de toda esta situación una ofensa hacia mi persona.
Decido darle de baja al plan con dieciocho cuotas pagas.
Imagino que mi caso no ha de ser el único, pero me resulta insólito que todas las personas con las que hable ya sea de la empresa encargada de vender los planes o de plan rombo, me hayan reconocido que el plan estaba mal vendido y que a su vez nadie me haya podido dar una solución compensatoria. Nunca pedí nada que no me correspondiese. Tampoco creo que esta sea la manera que ustedes tienen para trabajar pero a mi me han perjudicado mucho. Resulta vergonzoso que se comporten de esta forma con un cliente que quiso comprar un auto de buena fe y lo único que logró fue perder tiempo y dinero. Con esta carta espero que reflexionen y me devuelvan el dinero lo antes posible, ya que de no ser así iniciaré acciones legales bajo la ley que me ampara. Espero una respuesta a mi pedido y adjunto teléfono y dirección de mail a este fin. Gracias. ´f8lv164-b

ESTA ES LA ULTIMA CARTA QUE ENVIE A PLAN ROMBO DE LA CUAL NO RECIBI RESPUESTA. QUIERO SABER SI MI RECLAMO ES VIABLE GRACIAS

+