Se sugiere reducir el consumo de tomate por 60 días

Por motivos estacionales, que implican una rotación de las zonas de cultivo, la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires informa a la población sobre una posible escasez de tomate. Por tal motivo, y por un lapso aproximado de sesenta días, se sugiere el consumo de productos alternativos. Pasado este periodo, se prevé el ingreso de la producción de la zona de la provincia de Corrientes que permitirá la normalización del abastecimiento.

El tomate, como la gran mayoría de las especies frutihortícolas está sujeto fuertemente a la estacionalidad. No obstante, por lo extenso del territorio argentino y la variedad de climas se posibilita que prácticamente durante todo el año haya una buena provisión del producto.

En este momento atravesamos un período de baja estacionalidad en la producción de tomate debido a que, suelen existir “baches” entre los cambios de zonas de cultivo. Puntualmente, la finalización de la cosecha del norte del país y esta espera que se da, hasta el ingreso del tomate correntino.

Ante esta merma estacional, se sugiere buscar alternativas para su reemplazo en la alimentación cotidiana. Destacamos que existe una excelente provisión del resto de los treinta y cinco productos frutihortícolas que integran la canasta básica.

Se solicita a las asociaciones de consumidores que asesoren a la población en el uso de recetas alternativas que permitan una alimentación sana y saludable de las familias argentinas.